top of page

Iglesia Hispana

RH-29.jpg

¡Hola!

¡Estamos muy emocionados de que estés aquí para adorar con nosotros en la Iglesia River Hills! Ofrecemos un servicio en español todos los domingos a las 11:00 a.m.

En la Iglesia River Hills, estamos uniendo la Verdad y las Personas.

RH-28.jpg

LO QUE CREEMOS

La Biblia es la palabra de Dios para todos los tiempos. Escrita por autores humanos, pero inspirada por Dios, es sin error. Es el testimonio de Cristo y habla de la esperanza de salvación. La Biblia es la suprema fuente de verdad y vida.

Solo hay un Dios vivo y verdadero que es eterno, omnisciente, omnipotente, y está por encima del espacio y el tiempo. Él es un Dios personal que es el Creador, Redentor, Sustentador y Soberano del universo. Dios es trino, revelándose a sí mismo al hombre como Padre, Hijo y Espíritu Santo, con atributos distintos pero sin división de naturaleza, ser o esencia.

Cristo es eterno como el Hijo de Dios. Fue concebido por el Espíritu Santo y nació de la virgen María. Tomando la naturaleza de Dios así como la naturaleza humana, Jesús vivió una vida sin pecado y proveyó la redención de los hombres del pecado. Cristo murió en la cruz, resucitó de entre los muertos y ascendió al cielo. Él es totalmente Dios y totalmente hombre, siendo el mediador ante Dios para todos los creyentes. Él volverá a este mundo en poder y gloria para juzgar y completar su misión redentora.

El Padre Dios reina en todo el universo mostrando su providencia sobre todas las cosas. Él es solo Padre para aquellos que llegan a conocer a Cristo, pero es paternal hacia todos los hombres.

El Espíritu Santo es completamente Dios y está presente en la vida de los creyentes. Él sella a los creyentes para la salvación e ilumina el entendimiento de los cristianos. El Espíritu Santo es el agente que convence a los hombres para que tengan fe en Cristo. Bautiza a cada creyente en la iglesia y luego los moldea en individuos piadosos, dotándolos de dones para la edificación de la iglesia.

La salvación es el regalo gratuito de Dios para aquellos que aceptan a Cristo. A través de la muerte de Jesús en la cruz, su sacrificio toma el castigo por el pecado y restaura al humano a una relación correcta con Dios. La salvación no puede lograrse a través de ninguna buena obra o auto-mejora. Debe venir a través de Cristo.

La iglesia es local y universal. La iglesia local es un grupo autónomo de creyentes bautizados que buscan glorificar a Dios a través de la adoración, el discipulado y la evangelización. La iglesia local ejerce la Cena del Señor y el bautismo de creyentes, mientras es gobernada por la palabra de Dios y extiende el mensaje de Cristo a todas las personas. Mientras todos los creyentes son valiosos para el cuerpo local, la iglesia universal son los creyentes de todos los tiempos y lugares.

Dios elige a aquellos para Sí mismo para su propósito divino. Esta elección es consistente con la libre elección del hombre, pero es la gracia de la bondad soberana de Dios la que supervisa este evento. Todos los verdaderos creyentes perseverarán y no se apartarán de Dios. Aquellos a quienes Dios ha salvado nunca se apartarán de Cristo, pero pueden caer en el pecado por negligencia.

Los seres humanos son la creación especial de Dios. Hechos a imagen de Dios, la humanidad recibió el regalo de género y ciertos roles. A través de su libre elección, la humanidad pecó y así trajo el pecado y la muerte a la raza humana. Este pecado trajo una separación entre la humanidad y Dios y no hay otra forma de volver a Dios excepto a través de la gracia de Jesucristo. Cada ser humano de todas las razas es digno de respeto y amor cristiano.

bottom of page